Ordenación Episcopal del tercer obispo de Orizaba

por La Tia Justa

Orizaba

Por: Icker Zepeda

Ante más de 8 mil asistentes, la tarde de este jueves se llevó a cabo la Celebración Eucarística y el rito de la Ordenación Episcopal del tercer obispo de la Diócesis de Orizaba, Monseñor Eduardo Cervantes Merino, quien fue acompañado por el Nuncio Apostólico Christophe Pierre y el Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, así como el Obispo de la Diócesis de Tuxpan, Juan Navarro Castellanos.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (37)

Los miles de católicos se dieron cita desde muy temprana hora para presenciar el rito de ordenación a nuestro tercer obispo de la ciudad en la Plaza de Toros “La Concordia”, misma que lucio un lleno total.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (23)

La celebración eucarística inicio al filo de las 12:00 horas donde el nuncio apostólico señalo que la Ordenación Episcopal es un don del Espíritu Santo a la iglesia, siendo un momento donde la comunidad se reúne y participa con la oración, el canto y las aclamaciones.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (19)

Alrededor de las 13:00 horas con invocación al Espíritu Santo inicio la liturgia de la ordenación, donde se realizo la presentación del elegido quien fue Monseñor Eduardo Cervantes Merino e inmediatamente se le dio lectura al mandato apostólico.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (5)

Terminando la homilía el ahora Obispo de Orizaba, hizo las promesas respondiendo; Si, Quiero., posterior inicio la oración litanica donde Cervantes Merino se postro en la tierra y los obispos dejan la mitra y se cantan las letanías.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (11)

El Nuncio Apostólico Chistophe Pierre y el Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, así como el Obispo de la Diócesis de Tuxpan, Juan Navarro Castellanos, realizaron la imposición de las manos sobre su cabeza del elegido e hicieron la plegaria de ordenación.

Ordenacion Episcopal Eduardo CervantesMerino (49)

Finalmente los obispos realizaron la Unción en la cabeza, le entregaron el libro de los evangelios y las insignias como la colocación de su anillo y su mitra, momento donde la gente rompió el llanto y los aplausos no pararon.

También te puede interesar