LACTANCIA MATERNA Y ALIMENTOS RICOS EN HIERRO PARA PREVENIR ANEMÍA

por La Tia Justa

Disminución de la capacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, hormigueo o adormecimiento de alguna parte del cuerpo, ardor de la lengua, dificultad para comer, síndrome de piernas inquietas, inflamación de la lengua, úlceras en las boca, inflamación de labios y agrandamiento del bazo son los indicios de deficiencia de hierro que bien puede desencadenar una anemia, advirtió a epidemióloga del Hospital General del IMSS, Dulce Azhar Padilla.
La anemia se origina por la disminución en la concentración de hemoglobina, que puede originar cansancio, dolor de cabeza, zumbido de oídos, taquicardia, palpitaciones, calambres musculares, dificultad respiratoria, angina y palidez, por lo que debe tratarse a tiempo.
Es importante, explicó la especialista, llevar a cabo medidas preventivas de anemia por deficiencia de hierro, por lo que es recomendable la lactancia materna por lo menos los primeros seis meses, y a partir de esta edad incorporar alimentos ricos en hierro como frijoles, chícharos, brócoli, maíz, soya, papa, espinacas, lentejas, así como fórmula infantil enriquecida con este elemento.
Para los adultos mayores, debe asegurarse que sus alimentos lleven el hierro necesario, y para aprovechar todos los nutrientes debe visitar al dentista que le permita conservar sus piezas dentales, las que permitirán la correcta masticación de alimentos. Las mujeres embarazadas también requieren una mayor dosis, por lo que el médico tratante les dará el complemento de acuerdo a sus necesidades.
La epidemióloga, comentó que la anemia por deficiencia de hierro puede presentarse en cualquier grupo poblacional, sin embargo los grupos de riesgo son los lactantes y adolescentes (especialmente niñas que inician su periodo menstrual), mujeres embarazadas o en lactancia, así como las premenopáusicas, adultos mayores de 65 años; pacientes con infección por Helicobacter  pylori (que ocasiona gastritis) y con sangrado de tubo digestivo.
Recordó que en el IMSS se cuenta con lo necesario para prevenir y controlar la anemia, toda vez que el paciente no sólo recibe el tratamiento médico, sino orientación por parte de nutrición para preparar alimentos ricos en hierro.

También te puede interesar