Así amanece el parque, sin campamento magisterial

por La Tia Justa