EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
150
0

Por: SILVERIO QUEVEDO

Panistas porteños, usados y decepcionados

A dos meses de haberse realizado la asamblea de elección interna de su candidato del PAN a la alcaldía porteña, los militantes de ese partido seguidores de su “gallo” al puesto, Bingen Rementería, y quien compitió con Miguel Ángel Yunes Márquez, hermano del actual munícipe, han visto derrumbados sus sueños y esperanzas.
Panistas quedaron más que molestos con Bingen Rementería, muchos de ellos lastimados físicamente aquel 14 de febrero, en el marco del Día del Amor y la Amistad, recibieron senda paliza por las huestes de los Yunes, para que dos meses después su guía moral se rindiera y los entregara en charola.
En la pasada convocatoria, muy pocos fueron a la reunión que convocó el aún diputado local, y los que asistieron estaban muy irritados porque ya se encuentran estigmatizados y tachados de que son parte del equipo de Bingen. Saben que los Yunes son rencorosos y que serán sin duda desplazados y mal vistos.
Pierden pues, las esperanzas de que sean considerados en el proyecto del adversario contra el que jugaron por estar aliados a los Rementería y hoy quedan expuestos.
De esta forma diversos grupos y corrientes al interior están más que desmoralizados y enojados con Bingen. Un caso es el del coordinador de la campaña para la interna del grupo rementerista, Marco Malpica, quien incluso fue golpeado a sillazos el día de la elección, y su esposa Ileana Ramírez, regidora en el Ayuntamiento que encabeza Fernando Yunes, ha sido declarada como antiyunista.
Y es que Bingen ya no movió ni un dedo, no informó qué procede sino solo los convocó para pedirles que apoyen ahora a Paco Gutiérrez, lo que no cayó nada bien a sus seguidores, y no solo eso, sino que ya no les pagó un centavo una vez que se bajó de la candidatura y pactó con Yunes.
Esto además de la percepción de enojo generalizado propició la convicción de no apoyar al candidato a la alcaldía del PAN, Miguel Ángel Yunes, si es que la autoridad electoral lo deja como el candidato, por lo que tampoco lo harán con Paco Gutiérrez pues se sienten traicionados y desprotegidos.
La molestia mayor es porque tampoco se impugnó sobre la residencia, solo por el tema de los militantes que no podrán votar. Y eso ya fue caso cerrado.
Solo impugnó el tema de los militantes más no lo de su residencia, con lo que quedó confirmado que no le interesaba realmente ganarle al yunista.
Por el contrario, se comprobó que hubo acuerdo para que si en caso de que ninguno de los dos fuera el abanderado, iría un tercer candidato.
Ya sea Pepe Medina o Maryjose Gamboa el diputado local se queda fuera. Eso sí, con una plurinominal amarrada. Y con la que se ha dado por bien servido mientras que su equipo se quedó chiflando en la loma.

MUY EN CORTO
SALTA UNA MAESTRA POR ALVARADO. Empresaria, ama de casa y maestra con dos plazas, en nivel preescolar desde hace más de 20 años, está poniendo de cabeza las preferencias electorales en Alvarado.
Se trata de la profesora Lizette Álvarez Vera, quien contrario a lo que se piensa y ha señalado, no es posición del alcalde por ese mismo partido Bogar Ruiz Rosas. No obstante, los une la relación con el guía moral del PVEM, Javier Herrera Borunda y por tanto, el edil está sumado al proyecto para cuidar que se concrete la sucesión con ese partido.
Álvarez Vera es presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y el arraigo que le ha dado esa posición la mantiene con una fuerza importante en el municipio, además que eso le ha valido estar tejiendo sendas alianzas con el sector de los pescaderos, crear agrupaciones y organizaciones de los productores del mar, la principal fuente de trabajo del bullanguero Alvarado.
Es dueña de astilleros, el barco La tempestad y actualmente su empresa está enfocada con una enorme embarcación, El Capri, que para poder cruzar por abajo del puente y llevarlo a los sitios de desmantelamiento para chatarra está siendo reducido en el lugar donde encalló siendo una importante fuente de empleo.

Con Bogar mantiene cercanía prudente, más se mueve sola, por el trato ciudadano que le ha permitido su actividad empresarial y en el magisterio.
A su favor tiene el hecho de contar con el respaldo de Herrera Borunda, una amistad de años por la que incluso ha sido invitada varias ocasiones como regidora y a lo que se había negado, y al aceptar en esta ocasión, fue ascendida rápidamente a la candidatura de la alcaldía, no solo por el Verde, sino en alianza con Morena y el PT.
Al final, de pronto de enero a la fecha, apareció una candidata natural, es lo que buscaba el PVEM, y ante la falta de crecimiento del primo de Bogar Ruiz, una vez que se dieron las mediciones y después de seis meses de un infructuoso caminar por el municipio, surgió la figura de Lizette Álvarez.
Tanto, que si algo ha gustado a los alvaradeños es que va con la esencia de todo aquel que habita en la Generosa, la franqueza y la sinceridad para decir las cosas: En un desayuno con la clase pudiente en el restaurante Barlovento, ante empresarios y gente empresaria y de negocios de Alvarado, principalmente domiciliados en la Riviera, les fue honesta al decirles que “no soy política, ni tengo experiencia como tal, pero de algo estén seguros, si gano administraré Alvarado como administro a mis empresas, que eso si lo sé hacer y muy bien”.

Deja un comentario