EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
146
0

Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX

SE QUEJA AHUED CON EL DELEGADO CANTON ZETINA
Cuando todo estaba decidido para que el senador por Morena, Ricardo Ahued Bardahuil se registrara como candidato a la alcaldía de Xalapa algo en lo que le pensó mucho, una vez más los vasos parecen vacíos. Y es que en política como en el beisbol hasta que no caiga el out número 27 no se puede cantar victoria.
Por ello, alrededor de este proyecto en torno al empresario xalapeño, se tejen diversas teorías, pero la más clara está en que lo detiene un pequeño detalle, al legislador federal le pretenden imponer a buena parte de su planilla, y éste se niega a aceptar que le pongan síndico (más bien sindica) y regidores. En este caso, al menos en la sindicatura tiene la “sugerencia a fuerza” de inscribir a la diputada local, Rosalinda Galindo Silva.
Al interior de Morena, tirios y troyanos tienen una coincidencia: No se gana Xalapa si se va con otro candidato. Y esa es la razón por la que las diversas corrientes convergieron en que Ahued debía encabezar la planilla para buscar la presidencia municipal de la capital xalapeña pues es la carta que tiene la garantía de triunfo, o al menos, la de mayor probabilidades de preservar el poder municipal en manos de Morena.
Y es que (se dará cuenta aparte del tema) otra poderosa razón viene desde Palacio Nacional. Por ello, la insistencia y preocupación directa de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, para que quien fuera su compañero de fórmula aceptara la designación o invitación, quien tiene hasta el 7 de febrero para su pre registro al interior del partido, y antes de fin de mes definirse como candidato. Xalapa, junto con otras ciudades importantes del estado conforman un bloque que es estratégico y esencial para la Presidencia.
Ahora bien, debido a que con Ahued se gana o se gana, es la premisa, éste se siente con la fuerza necesaria para exigir que se le respete completamente su fórmula, y no aceptar ninguna recomendación.
Aseguran que su desconfianza es tal, que incluso ha pensado en pedir por escrito que se le respete su s condiciones para aceptar lo que, ya en este espacio, en anterior publicación, dimos cuenta, sobre la forma en que Nahle le extendió la invitación y la sutil advertencia que si no aceptaba ir por la alcaldía, entonces –a manera de advertencia- esperara que el primera autoridad del país se lo pidiera desde Palacio Nacional.
Si Ahued, según las versiones, no obtiene el documento firmado pero ante todo que se le haga válido, entonces no irá por Morena en busca de la presidencia y prefiere quedarse en la curul de la Cámara Alta, ya que ha dicho “a mí ni me ayuda ni me perjudica, aún para mis aspiraciones en el 2024”.
Y es que sabe que después de registrarse como aspirante de su partido, plazo que se le vence el próximo domingo 7 de febrero, las cosas podrían cambiar hasta que concluya el término para hacerlo oficialmente ante el Ople como abanderado único, unas 3 semanas después.
Por ello, Ahued echará su última carta, al reunirse este martes con el delegado de Morena para la Tercera Circunscripción, Oscar Cantón Zetina.
El ex candidato a gobernador de Tabasco será responsable de la coordinación de las campañas en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Y ante esta instancia estará hoy el xalapeño para exponer sus condiciones y pedirle se le respete su decisión a cambio de enarbolar a Morena para mantener el poder en la capital del estado de Veracruz.

MUY EN CORTO
LOS YUNES Y LA AMENAZA A RAMON POO
La cita fue en Palacio de Gobierno. El presidente municipal de Veracruz en ese entonces Ramón Poo Gil pensaba que era para tener acuerdos de inversión o de proyección turística de Veracruz. Justo en el escritorio del mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares había un abultado expediente sobre su escritorio. Sin más preámbulo soltó la amenaza tocando el expediente: “O haces ganar a mi hijo o te meto a la cárcel como lo hice con tu papá hace 20 años”.
Palabras que taladraron el oído de Ramón Poo. No hubo más plática, Fue una orden tajante que finalmente se cumplió al pie de la letra. El expediente era una serie de irregularidades, del mal manejo de los recursos públicos municipales.
El Karma existe y el boomerang le pudiera ser aplicado. Imagínense una cita en Palacio Nacional a la que tenga que cuidar Miguel Ángel Yunes Linares y desde ahí que le pongan la “carpeta azul” o algo similar, y le digan al ex mandatario: O tu hijo Fernandito hace ganar a Morena o van a la cárcel.
Claro que en política todo puede pasar, para bien o para mal. Y en este caso, hasta dentro del mismo panismo estarían contentos con un escenario similar.

Deja un comentario