Biden se reúne con el papa Francisco en el Vaticano mientras en EU se enciende debate sobre el aborto

Biden se reúne con el papa Francisco en el Vaticano mientras en EU se enciende debate sobre el aborto

 

**Biden participará en el G-20 y después viajará a la Cumbre del Clima de Glasgow, en la que no está prevista la presencia de Francisco.

El papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunieron este viernes en el Vaticano durante 90 minutos en un encuentro previo a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno G-20 que tendrá lugar en Roma este fin de semana, informó la Oficina de Prensa del Vaticano.

La reunión entre ambos se extendió durante mucho más tiempo del que el Papa suele dedicar a estas citas privadas que normalmente duran una media de 30 minutos. Con Barack Obama estuvo 52 minutos y con Donald Trump, 30. Durante las conversaciones, intervino un traductor, ambos no comparten ninguna lengua en común.

La caravana del mandatario llegó sobre las 12 del día entre estrictas medidas de seguridad, más intensas de lo habitual debido a la reunión del G-20. Biden obsequió al papa una casulla tejida a mano en 1930 (vestimenta que usan los sacerdotes para la misa), y una nota en la que adelantó que la Casa Blanca donará ropa de abrigo a organizaciones benéficas para la Jornada Mundial de los Pobres.

El Papa regaló a Biden un compendio de sus documentos papales, como el Mensaje de la Paz de este año y la encíclica sobre la fraternidad humana, ‘Fratelli Tutti’.

Guardias suizos ataviados con sus tradicionales uniformes rojos, amarillos y azules y sus alabardas dieron a Biden y a su esposa, Jill, un saludo de honor cuando la delegación estadounidense llegó al patio de San Dámaso del Palacio Apostólico. La bandera de Estados Unidos ondeaba en el balcón central.

El jefe de la Casa Pontificia, monseñor Leonardo Sapienza, los condujo al tercer piso del palacio, donde ujieres formalmente vestidos les escoltaron por pasillos decorados con frescos hasta la biblioteca papal oficial.

“Muchas gracias. Es bueno estar de regreso”, le dijo Biden a uno de los funcionarios que le recibió en el patio. Luego bromeó con otro funcionario que estaba hablando con su esposa. “Soy el marido de Jill”, dijo el mandatario.

La delegación estadounidense estuvo conformada por el secretario de Estado, Antony Blinken, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y la primera dama, Jill Biden.

Biden se reunió después con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin y con monseñor Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados.

El encuentro entre el primer Papa latinoamericano y el segundo presidente católico en la historia de Estados Unidos se celebra en medio de un fiero debate en la Iglesia Católica de Estados Unidos, donde Biden está presionado por los conservadores por su posición conflictiva en la disputa sobre el derecho al aborto.

«Querido Papa Francisco, usted ha declarado de forma valiente que el aborto es un ‘asesinato’. Por favor, desafíe al presidente Biden sobre este crítico asunto. Su apoyo persistente al aborto es una vergüenza para la Iglesia y un escándalo para el mundo”, dijo en un tuit el obispo Thomas Tobin de Providence, Rhode Island.

En su sitio web, otro conservador estadounidense, el cardenal Raymond Burke, habló sin nombrar a Biden del “grave escándalo causado por estos políticos católicos. De hecho, han contribuido de manera significativa a la consolidación de una cultura de la muerte en Estados Unidos, en la que el aborto se busca simplemente como un hecho de la vida diaria”.

Información Aristegui Noticias.

Deja un comentario