Muere el periodista Luis Miguel López Mena

Muere el periodista Luis Miguel López Mena

- in Justamente las Noticias, Lo mas cabron
1865
0

 

Ciudad Mendoza, Ver.- El periodista Luis Miguel López Mena perdió la vida este día en el interior de su domicilio ubicado en la Colonia Obrera de Ciudad Mendoza a causa de una complicación en su salud por una enfermedad crónica.
El sociólogo con 18 años de trayectoria periodistica trabajó en diferentes medios informativos tanto locales como estatales, desarrollando habilidades para transmitir la noticia a través de la televisión, en periódicos y en medios digitales.
A la fecha se desarrollaba como cronista del ayuntamiento de Camerino Z. Mendoza y era propietario del un medio digital denominado Periódico ProParia, además de laborar para una estación de radio, en donde el luchador por las causas justas daba sus notas.
Es de mencionar que López Mena siempre luchó por los derechos de la clase obrera, principalmente el de los ex trabajadores de la Compañía Industrial Veracruzana CIVSA a la que perteneció al igual que su padre.
Su padre quien había sido obrero y comerciante de nombre Luís López Guarneros falleció el pasado 13 de julio, situación que había deprimido mucho al periodista y hoy, a 39 días de la partida de su progenitor, a los 41 años de edad deja su tierra natal Ciudad Mendoza, dejando un legado en su trabajo periodístico.
Luis Miguel López Mena recientemente compartió una de sus últimas crónicas, la cual dice:
UN RECUERDO DE PELÍCULA… 5 DE JUNIO 2003
Había terminado de escribir el guión del noticiero «De Frente» de TVI, era jueves de cine en el Aries, la nota principal para el noticiero era mía, la declaración del síndico de Ciudad Mendoza, Aurelio Valadéz Moya, que tenían el reporte que los ductos en la colonia Prado habían sido dañados por la barrancada del día 2, la cual fue leve. Un mes antes ya había manejado la nota que el río Chiquito no había sido dragado.
La lluvia empezó, a unos minutos en Orizaba ya era una tormenta. Nunca pude salir de la oficina, entró escandaloso mi jefe Julián Ramos, tenía el reporte que el río La Carbonera en el puente de San Cristobal estaba apunto de desbordarse, preguntó por el camarógrafo de guardia quien era Iván Capistrán, pero nunca llegó, en esos momentos llegó el compañero Iván Mancilla. Julián nos dio la orden de cubrir dos cámaras con funda y usar el impermeable, pidió un Chevy de TVI y salimos los tres rumbo a Río Blanco en plena tormenta.
Llegamos al puente San Cristobal, ahí ya estaba la emergencia, estaba la gente alarmada, elementos de Policía y Protección Civil, ahí atento el presidente municipal, Jesús Betanzos Olguín; el agua estaba al tope de salir, pero el edil nos dijo, «nos reportaron que el río Chiquito estaba apunto del desborde en la curva de Nogales».
Nos apresuramos para allá, Iván iba manejando, dejó el Chevy estacionado antes de la curva y corrimos los tres al puente, Julián e Iván se quedarón ahí; yo subí a la pista, grababa con la cámara como el agua chocolatosa pegaba con el puente, hasta que empezó a salir.
Baje rápidamente del otro lado, estaba en la calle atrás de la Facultad de Contaduría, nunca deje de grabar, empezaron a desalojar a los estudiantes, luego grabando el agua alcanzó la esquina – parecía una película – en una casa me gritaron que entrara, subimos al segundo piso, salimos al balcón, empezaron a pasar troncos, animales muertos, piedras.
En esos momentos un olor a gas impregnó la casa, les dije que el agua seguramente había afectado un tanque del gas de la cocina, que era mejor salirnos antes que el agua aumentará su nivel, corrimos entre el agua. Ahí mi primer celular un Nokia «tabique» se perdió.
Llegue hasta la avenida Juárez, ahí grabé como el agua arrastró tanques de tariler, camine rumbo a Civesa, el agua iba avanzando hasta la vía del tren.
Una sensación me hizo voltear, el cielo se iluminó y se vio una obvía explosión; yo pensé había sido la planta de Pemex; la gente empezó a correr hacia Huiloapan, yo no sabía qué hacer, ayudar, correr o grabar. Decidí hacer mi trabajo: grabar y reportear.
Empecé por inercia a caminar, llegué hasta Huiloapan, en una casa abierta había mucha gente y estaban viendo el noticiero. Gilberto Bravo conductor de «De Frente», daba a conocer lo ocurrido.
Julián «El escándaloso», calificaba a Mendoza y Nogales como acabadas, hasta a mí me desapareció, dijo: «a mi compañero  se lo llevó la corriente». Eran ya casi las 8 de la noche, subí como pude a la autopista, un automovilísta me  llevo hasta Orizaba al canal de TV, mis grabaciones dieron muestra de lo ocurrido… han pasado 17 años y nunca olvidaré lo sucedido, la catastrofe superó a todos, los bebés de balastreras sobrevivieron queados; pero Juan Bueno, Director de Pemex con Fox al otro día dijo que «La culpa fue de Dios».

About the author

Deja un comentario