Los Santos Varones recorren calles de Tomatlán

Los Santos Varones recorren calles de Tomatlán

- in Justamente las Noticias, Lo mas cabron
225
0

 

**Realizan procesión del silencio

Tomatlán.- Esta noche los Santos Varones recorrieron las calles del municipio, como lo hacen desde hace 60 años, son hombres de fe, quienes cubiertos del rostro representan a Nicodemo y José de Arimatea, sacerdotes del Sanedrín y discípulos secretos de Jesús de Nazaret en la procesión del silencio.
Según relatan es un acto de la religión católica procedente de España que desde hace más de medio siglo fue retomada en Tomatlán para venerar al Cristo del Calvario, el cual se encuentra en la iglesia de San Miguel Arcángel.
Es este viernes santo cuando los “encapuchados” llegan para descender a Jesús de la cruz. De acuerdo a las santas escrituras, Nicodemo y José de Arimatea, quienes pidieron permiso a Pilatos para descender el cuerpo de Jesús de la cruz y darle sepultura, pero por miedo a los demás sacerdotes, lo hicieron en secreto.
Al salir la procesión del silencio, Los Santos Varones recorren cargando en hombros a Jesús del Calvario en compañía de la feligresía y las imágenes de María, Magdalena, San Pedro y San Juan.
En total son siete los altares que representan el mismo número de los dolores de María, donde es postrado a Jesús por unos segundos para descansar y orar, y en signo de comunión con ella y de respeto por el sacrificio de Cristo se hace en silencio.
Los hombres originarios del municipio que forman parte de Los Santos Varones, mantienen una estricta fe a la iglesia y a Dios, la mayoría de ellos han permanecido en el grupo desde hace 30 años, bajo alguna penitencia o acción de gracias.
Para los creyentes, la imagen de Jesús del Calvario es muy devota, pues se cree que es muy milagrosa y es abogada de casos difíciles, por lo que durante el año es visitada dentro del nicho en la iglesia.
Esta vez no hubo feligreses marchando en silencio, sin embargo, en cada hogar se encendió una veladora y se colocaron altares para acompañar a la Virgen en su dolor tras la muerte de su hijo Jesús.

Deja un comentario