EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
206
0

Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX

**Ahued y Cisneros. Intereses propios en Morena

En política la diferencia entre grupos y la confrontación por intereses encontrados sobre todo, cuando un proyecto es apuntalado por varios grupos, existen conflictos, y en Morena no es la excepción, pero es sabido que si el antagonismo prevalece, las cosas se podrán complicar para este partido que va más allá, siendo gobierno en el caso de Veracruz.
Y sobre todo, con las elecciones para renovar la Cámara de Diputados que mucho interesa al presidente Andrés Manuel Lópezx Obrador, el Congreso Local y en el caso de la entidad, las 212 alcaldías.
Por ello vale la pena revisar un caso en particular de estas diferencias. Y es que apenas en septiembre de este año el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, y el senador de la República, Ricardo Ahued Bardahuil, tuvieron un desencuentro mediático.
Y es que fueron entrevistados por separado por una estación de radio ubicada en el municipio de Boca del Río sobre alguna emergencia que presuntamente había ocurrido en la Central Nucleoléctrica de Laguna Verde.
Por un lado el legislador neomorenista criticó el mal estado en los caminos aledaños a la planta nuclear de CFE incluidas sus salidas de emergencia.
El exalcalde de Xalapa afirmó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) deben entregar cuentas de los recursos que servirían para rehabilitar zonas aledañas, acusando que “se han robado el dinero”.
“Que se investigue de los anteriores gobiernos o de quien haya sido, dónde están los recursos que son precisamente para la reestructuración de vados, puentes, caminos, que precisamente son para la zona de emergencia de los pueblos, que si ahora no pueden pasar por esos caminos deteriorados, menos en un caso de emergencia”, dijo el parlamentario.
Declaraciones que no gustaron al secretario de Gobierno de Veracruz, quien a pregunta expresa exhortó al legislador a apoyar ante estos problemas y que no sólo los señale.
“No solamente hay que decirlo, hay que hacerlo, hay que participar. Los dichos se tienen que convertir en hechos. Yo invitaría al Senador y a todos los que quieran hacer que las cosas funcionen mejor, a que participemos viendo lo que sí podemos hacer y no solamente lo que pueden hacer otros”, dijo el funcionario estatal.
Pero su respuesta no solo quedó ahí sino que el responsable de la política interna de Veracruz comentó que estas situaciones deben atenderse “en equipo”.
“Debemos hacerlo entre todos, esa es la convocatoria, a trabajar en equipo para que las cosas funcionen bien en Veracruz”, acotó.
Sin embargo, el “fuego cruzado” entre ambos parece que llegó a su fin justo en el mes decembrino donde todo debe ser amor y paz ya que el pasado sábado ambos estuvieron en el encendido del árbol de Navidad del Grupo Mobility ADO en su terminal de Caxa.
Obviamente el encuentro ha generado en “cascada” comentarios de politólogos quienes señalan que hubo un llamado del altiplano para empezar a “limar asperezas” de cara el proceso electoral en puerta donde en Veracruz se renovarán además de diputaciones federales también las 212 presidencias municipales y el Congreso local.
Otros más señalan que Eric Cisneros fue a “placear” a Ricardo Ahued, porque será el candidato a la alcaldía de Xalapa, con lo que MORENA garantizaría retener esa importante plaza. Y sobre todo, que el actual alcalde, Hipólito Rodríguez no es santo de su devoción, del grupo en el poder.
Y hay quienes afirman que se está respondiendo a un llamado de la lideresa de la facción en Morena, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, para que no le calienten el horno, antes de tiempo. Y de esta forma, sus alfiles sumen esfuerzos y no dividan.
Lo cierto que es el secretario de Gobierno seguramente instruido por el mandatario Cuitláhuac García Jiménez -la versión más creíble- ha comenzado a ser el “puente” con los grupos morenistas, pues la semana pasada hizo lo propio con el delegado de los programas del Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.
Y es que sea cual sea el trasfondo, más allá de filias y fobias, saben que la suerte de unos puede ser la de todos, el año que entra.

MUY EN CORTO
VERACRUZ EN VERDE; “TENGO OTROS DATOS”. La frase se ha vuelto famosa, ya sea en memes, o entre los mismos actores de la política, a raíz de algunas declaraciones hechas por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador.
Pero en el caso del cambio de semáforo a Verde para el estado de Veracruz al dejar atrás el color naranja, no hace falta tener otros datos.
Honestamente, solo basta voltear a las plazas comerciales, restaurantes y bares, en las principales ciudades de la entidad, particularmente en la conurbación Veracruz-Boca del Río para darse cuenta que los ríos de gente que circulan todos los días y especialmente el fin de semana, son los “otros datos” que dicen todo lo contrario.
En el puerto, donde un joven e inexperto alcalde, no pudo ni supo controlar una situación endémica de orden mundial que le cayó en las manos, como una granada de mano.
Desde que la señalización de emergencia sanitaria que se basa en colores, rojo, amarillo, naranja y verde, permitió ubicar a la entidad en color naranja, tras supuestamente varias semanas a la baja en los contagios y también debido a la presunta reducción de ocupación hospitalaria, la mayoría de la población se volcó a las calles.
Según la interpretación del semáforo epidemiológico:
El color “verde” representa bajo riesgo, donde ahora está Veracruz junto con Campeche y Chiapas.
En “amarillo” es de riesgo moderado. Rojo es máximo riesgo y Naranja riesgo moderado, con actividad económico al 30 por ciento.
Basta pararse en un punto del bulevar Manuel Ávila Camacho o la prolongación del mismo, o en Presidente Miguel Alemán de Norte a Sur (de Veracruz a Boca del Río) para ver que no hay ya temor a contagiarse a coronavirus, o que la conciencia nunca alcanzó a buena parte de la sociedad.
En color “rojo” (máximo riesgo de contagio) estarán dos nuevos estados: Baja California y Zacatecas. Cabe mencionar que Chihuahua y Durango abandonaron esta clasificación luego de varias semanas.
Al menos, el gobernador Cuitláhuac García ha dicho que deberán pasar al menos cuatro semanas para evaluar sobre las restricciones.
Este fin de semana expresaría que “es momento crucial de no confiarnos y vamos a cuidar entre todas y todos el semáforo epidemiológico en verde, cuidando nuestra salud”.
La verdad es que la entidad no debiera estar ni en naranja, si la movilidad urbana se toma en cuenta, índice que parece ya no ser un factor tomado en cuenta para dicho semáforo.

Deja un comentario