EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in Justamente las Noticias, Lo mas cabron
75
0

Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX
Fernando Yunes.
Traiciones y el tiro por la culata
En vez de llamar a la concordia el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, solamente echó más leña al fuego al acusar sin pruebas a su compañero de partido Julen Rementería del Puerto de haber vendido la elección del Puerto de Veracruz en el 2010.
Al menos eso fue lo que declaró en una entrevista que concedió a una radiofusora del Puerto de Veracruz donde alude que el entonces edil porteño dejó pasar a su primo Jon Rementería Sempé quien lo sucedió en el cargo luego de ganar la elección con las siglas del PRI.
—El senador Julen Rementería dicen que usted y los trabajadores del Ayuntamiento fueron quienes enviaron estas imágenes en cuestión a través de las redes sociales.
“Como te digo, los panistas y los veracruzanos saben quién es Julen Rementería, saben que es alguien que fue capaz de vender a su propio partido para que su primo hermano fuera presidente municipal”.
Su señalamiento fue contundente aunque cegado por su ira el actual presidente municipal de Veracruz se enredó y perdió la noción del tiempo, ya que los comicios a los que se refirió ocurrieron en el 2007 y no el 2010, fecha en la que perdió su papá frente a Javier Duarte en la gubernatura y quizá por eso lo trae como un dolor a flor de piel.
Pero además de que atizó la confrontación también Yunes Márquez se bajó a un pleito de “lavadero” y dio la pauta a que salgan otras presuntas “concertacesiones” de la política veracruzana.
Por ejemplo siempre quedó la sospecha de que en el 2012 el patriarca de los Yunes negoció con el PRI del entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa para que en el estado de Veracruz ganara el entonces abanderado presidencial Enrique Peña Nieto y los senadores priístas José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa todo a cambio de que la primera minoría fuera para su hijo Fernando Yunes quien disputó esta candidatura de manera interna justamente con Julen Rementería.
En el proceso panista la elección fue llevada a los tribunales para definir la primera fórmula y las resoluciones de los magistrados, dicen ordenadas desde Palacio de Gobierno, le dieron el triunfo al hijo de Miguel Ángel Yunes Linares.
Luego vino la campaña constitucional donde hay voces que señalan que la entonces coordinadora de Comunicación Social del duartismo, Gina Domínguez Colio, pagó espacios en la prensa a favor de Fernando Yunes pidiendo a cambio discreción, aunque claro nunca falta un indiscreto que reveló esos convenios.
La alianza entre Duarte y Yunes, cuenta la historia, se rompió cuando en el cómputo final Josefina Vázquez Mota superó por una ligera ventaja a Peña Nieto en Veracruz y dejó mal parado al exmandatario con el recién Presidente de México electo.
Leyendas urbanas o no, pero al final todo puede salir a la luz pública ahora que Yunes Márquez decidió desnudar algunas componendas entre rojos y azules, enjuagues que para algunos son vox populi.
MUY EN CORTO
URRETA, EL NECIO. José Manuel Urreta Ortega, no entiende que “hay tiempos de echar cohetes y otros de recoger varas”, puesto que su periodo de estar al frente del Consejo Coordinador Empresarial ya terminó.
Y de que sus tiempos de gloria en el gobierno del PRI, terminaron, por lo que se debe dar paso a los relevos.
Está desprestigiado en el sector empresarial, por el manejo que ha hecho del organismo empresarial, pues nació como una organización de hombres de negocios, pero el CCE termina lleno de colegios y asociaciones “patito”.
Se le olvida de que él hacia sus berrinches, porque Marco Orduña, seguía declarando en medios, cuando él ostentaba el cargo de interino en el CCE.
¿Por qué Urreta, no se quiere ir?, dicen los enterados que tiembla por el miedo a una auditoría a las arcas que el maneja y controla.
El también Cónsul honorario de Bélgica no duerme, porque se le podrían fincar responsabilidades legales. Ese es su miedo de dejar el organismo que tiene sumido en una crisis.
Y mientras otros ricos de la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río, no traen ni chofer, él se rodea de guaruras que los cuidan en todos lados. ¿A qué le teme?

Deja un comentario