EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
112
0
Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX
SALTARON AMIGOS Y ENEMIGOS DE ERICK CISNEROS
 Alguna vez un prestigiado consultor político dijo que las campañas de lodo se caen por sí mismas, pues el lodo se seca cuando sale el sol.
 El ejemplo de ello se aplica con el caso del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, quien desde el viernes por la tarde informó que había dado positivo a Covid 19 y partir de ahí se suscitó una ola de trascendidos en medios de comunicación y redes sociales que rebasaron los límites de la ética periodística, al asegurar, incluso sin tenerlo, comprobado, que el funcionario había muerto.
 Quienes al final de cuentas vertieron comentarios negativos como que estaba intubado o que incluso falleció han tenido que callar ahora que el nativo de Otatitlán ha ido publicando en sus cuentas de Facebook y twitter su real estado de salud. Y claro que el funcionario también ya ha sido sentenciado a una cirugía estética o a una invención del covid por sus detractores para “desviar la atención”.
 Según la misma información vertida, es verdad que está enfermo y que Cisneros estuvo en un hospital privado del puerto de Veracruz, pero nunca estuvo grave sino más bien en una área que se le conoce como terapia intermedia a donde permaneció monitoreado por ser un paciente de alto riesgo debido a que es obeso y con padecimientos crónicos.
 Lo que sí es que las críticas le sirvieron para adquirir renovados bríos, según cuentan sus colaboradores más cercanos que han podido hablar por teléfono con el responsable de la política interna de la entidad.
“No me doblo fácilmente”, “tengo espíritu cuenqueño”, y “soy fuerte ancestral” han sido algunas de las frases que ha dicho a su primer círculo haciendo notar que esta domando el virus que trae de cabeza a todo el mundo.
 Se sabe que algunos políticos aprovecharon para manifestarle su preocupación, y lo que ha agradecido el secretario de Gobierno es que se trate incluso de políticos de otras corrientes ideológicas, dejando atrás la confrontación y choque de ideas. Así, le enviaron mensajes de pronta recuperación el diputado federal. Hector Yunes Landa; el dirigente del PRI, Marlon Ramírez Marín; y el neo delegado del PVEM, Alberto Silva Ramos, entre otros.
“También recibí mensaje del senador panista Julen Rementería”, confió a uno de sus allegados con lo que se viene a demostrar que hay respeto por su trabajo además de civilidad política de las fuerzas políticas que piensan distinto al partido que es gobierno en la entidad.
Este pasaje en cambio, y de lo que no ha dicho nada al menos hasta ahora,  sirvió para delatar a algunos morenistas que intentaron “zopilotear” para quedarse con la silla del dos de palacio, y que no es la primera vez que sacan el cobre.
Por lo pronto se dice que el Secretario ya opera desde su casa en el municipio de Coatepec, pues la gobernabilidad está claro que no descansa y es un reclamo permanente en un estado como Veracruz.
MUY EN CORTO
BOCA DEL RÍO, VA PARA ATRÁS. Esta semana , aunado a las medidas decretadas por el gobierno estatal en torno a las restricciones de movilidad urbana para evitar el contagio entre la población, el ayuntamiento de Boca del Río retomó inmediatamente acciones regulatorias, una vez que se prendió de nuevo el semáforo rojo.
 Y es que Veracruz puerto, el municipio conurbado a la ciudad boqueña, ha mantenido elevados niveles de casos positivos y por tanto, muertes derivadas de la expansión del Covid 19, al que mucho se ha criticado por no haber acatado las medidas que se recomendaron incluso, a nivel nacional. Y luego, por la descoordinación y confrontación con las autoridades estatales.
Su alcalde, el panista Fernando Yunes Márquez no solo ha repartido críticas a los gobiernos de Morena sino también lo ha hecho con su homólogo y compañero de partido, Humberto Alonso Morelli y a quien ve como una competencia con esto de la pandemia, debido a que cada vez que el gobierno estatal le pone el dedo en la llaga, saca a colación que Boca del Río no es fiscalizado o tasado en las restricciones de igual forma que a su municipio.
 En lo que son peras y manzanas, es plausible lo que ha dictaminado el gobierno municipal de Boca del Río, el que desde los primeras semanas de aparición de la epidemia, no solo lanzó un operativo permanente para frenar los contagios, sino que realizó brigadas móviles de sanitización y alertas con perifoneo a la ciudadanía. Acciones que, hay que decirlo también, han disminuido comparado con el avance de la crisis sanitaria.
 Y mientras Yunes se sigue quejando, en Boca Morelli dispuso de nueva cuenta desde el inicio de semana el cierre de comercios no esenciales y plazas comerciales.
 Se estableció que solo podrán laborar la industria de la construcción, supermercados, mercados, restaurantes con comida para llevar o un aforo no mayor al 25 por ciento y estéticas también a un 25 por ciento de su capacidad.
 Seguirán cerrados parques, espacios públicos y el boulevard desde el hotel Fiesta Americana hasta el distribuidor de Plaza Américas.
Lo cierto es que la conurbación sigue siendo la zona de mayor brote en el estado, y la entidad se mantiene en la misma tendencia sin que se vean reflejos de mejoría en el control de la epidemia.
AL AMIGO GABREL HERNANDEZ. Inició en esta casa editorial, particularmente en el periódico Sur, de la mano del maestro Luis Velázquez, aún estudiante de la facultad de Ciencias de la Comunicación, Gabriel pronto demostró la madera de un buen reportero. Unos años después de incursionar en el puerto de Veracruz se hizo jefe en varios medios de comunicación de su natal Poza Rica y corresponsal de medios nacionales.
Un abrazo fraterno a sus deudos y sirvan estas líneas como un humilde reconocimiento póstumo al amigo y gran profesional del periodismo.
Pronta resignación a familiares y amigos del buen Gabo

Deja un comentario