EN LA MIRA

EN LA MIRA

Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX

Bingen Rementería. Traición panista en puerta

En tiempos de coronavirus circuló una encuesta de las preferencias electorales rumbo a la presidencia municipal de Veracruz de la cual ya hicimos mención en este espacio.
No obstante, el ejercicio cuantitativo puede empezar a definir las posibilidades de cada uno de los grupos políticos en los diferentes partidos sobre todo pensando en un escenario de tercios.
Sobre todo porque en el “ala” roja y en la azul hay aspirantes que andan con todo ya buscando simpatizantes, y algunos incluso ya traen hasta sus equipos de asesoría mediática y de consultoría, con el fin de aprovechar el tiempo y dar el primer paso.
Estos han delimitado sus activos por alianza o similitud de intereses. Del lado panista hay dos grupos muy bien definidos, siendo uno el del dirigente estatal del blanquiazul Joaquín Guzmán Avilés, el cual trae una alianza con el senador Julen Rementería del Puerto para imponer al hijo de este último, Bingen Rementería Molina, actual legislador local.
En la otra “esquina” se encuentra el grupo neopanista o del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el cual dicen ya repartió a su “gallina” y determinó que María Josefina Gamboa sea la abanderada a la diputación federal, mientras que la senadora Indira Rosales San Román buscará la postulación a la presidencia municipal aunque en la citada encuesta ni siquiera aparece.
Hubo los mal pensados que, en ese sentido, han dicho que de entrada fue “cepillada” por la encuestadora a solicitud expresa, ya que quieren ir dejando el ring más delimitado y así solo centrarse a una contendiente al interior del panismo por parte del equipo Bingen, que sería su colega en la Legislatura, Maryjose Gamboa.
Mientras que del lado del PRI, la abanderada será la diputada federal, Anilú Ingram Vallines, quien carga con todo el descrédito de marca Partido Revolucionario Institucional a pesar de no ser mala candidata. Como es sabido siempre ha contado con el apoyo del exsecretario de Gobernación, y senador Miguel Ángel Osorio Chong, y también por su relación amistosa con Miguel Angel Yunes, las alianzas están previstas entre ambos políticos.
En pasada ocasión, el líder del PRI, Marlon Ramírez habría sido el contacto entre Ingram y Yunes.
Pero: ¿Que pasaría si la candidatura en el PAN la gana el diputado Bingen Rementería quien es el más posicionado en el sondeo realizado?
¿La familia Yunes apoyaría esta postulación con la que perderían la plaza que actualmente ostentan con Fernando Yunes Márquez?
Es el cuestionamiento que ya permea en los diferentes búnkers.
Y es ahí donde se puede echar a andar precisamente la perversidad política del clan Yunes siendo que nadie olvida lo arriba señalado. Y es que Anilú Ingram y su fuerte nexo político con el senador Osorio Chong, como amigo de los Yunes azules, podría cambiar la balanza.
De manera que el escenario de que el ex mandatario azul y los suyos apoyen por “debajo del agua” a la diputada priísta está latente para el año que entra, pues la disputa entre los grupos panistas es real.
Todo se descontroló luego que el plan de los 20 años en el poder, acuerdo entre los Yunes y Julen, se vino abajo. Y es que entonces se trataba que al encaramarse en el poder estatal en el 2016, y siendo de dos años, el proyecto se consolidaría con 3 sexenios más en manos de Acción Nacional. Dos para los hijos del entonces gobernador y uno, intermedio, (2024-2030) para Julen Rementería.

MUY EN CORTO

NAHLE. NO TENGO COMPADRES EN DOS BOCAS. A la secretaria de Energía, Rocío Nahle García se le ha intentado poner, de nueva cuenta, en el ojo del huracán, pero el atajo que hizo para con la publicación por parte del periódico Reforma, parece que la ha dejado mejor parada y ha desnudado a los tiradores que la pretenden enlodar en el ajo de posible corrupción.
Y es que en la nota se le acusaba de haber beneficiado con un contrato cercano a los 5 mil millones de pesos a empresarios que presuntamente están ligados a ella por compadrazgo con los socios, a quienes presuntamente fueron adjudicados contratos de trabajos en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco.
Según Reforma, dicha compañía es Grupo Huerta Madre, propiedad del empresario veracruzano Arturo Quintanilla Hayek, que en consorcio con la empresa holandesa Van Oord, obtuvo un contrato por 4 mil 968.8 millones de pesos. Y a la vez, compadre de la funcionaria federal.
El periódico Reforma “una vez más miente y calumnia”, esto luego de que el medio publicara ayer una nota en donde reportaba que Grupo Huerta Madre habría sido beneficiado ilegalmente, dijo la Secretaria en respuesta.
De acuerdo con la carta firmada por la secretaria de Energía, Arturo Quintanilla Hayek, a quien el medio señala como propietario de la empresa, “no tiene participación, ni es integrante o accionista en dicho consorcio, como consta en el acta constitutiva”.

Deja un comentario