EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
238
0
SILVERIO QUEVEDO ELOX
Aglomeraciones en la conurbación. ¿Quién es el responsable?
Alguien debe ser el que ordenó, lo cual no está mal, el censo de algunos sectores de la población a fin de ser beneficiados con apoyos dentro de las “Acciones Emergentes por Contingencia Sanitaria (AECS)” parte de la atinada cruzada para amainar los estragos a la economía, particularmente de taxistas de la conurbación Veracruz-Boca del Río que hicieron largas filas alrededor del auditorio “Benito Juárez”.
Lo grave del tema, es que tanto en este lugar como enfrente de Tv Azteca en Díaz Mirón y otros módulos en la zona, se podían observar este lunes y martes a decenas de conductores en multitud y en medio de la emergencia sanitaria, por coronavirus, sin asumir las medidas de prevención para evitar contagio.
Según lo anunciado se trataba de 28 millones de pesos en apoyos dirigidos a conductores de taxis y no concesionarios públicos por las afectaciones a causa de la epidemia Covid-19.
Esto ha despertado la inconformidad de los alcaldes de la zona conurbada, teniendo así, tela de donde cortar, en medio de la confrontación entre algunas autoridades municipales y estatales desde el inicio de la pandemia. Y es que además estos irresponsables hechos se dan en el marco de la reunión de forma virtual entre los munícipes con la Jurisdicción Sanitaria No. VIII, para reforzar las estrategias de prevención al contagio del Covid-19.
Si bien todo el apoyo sobre todo, de tipo económico, es importante en este momento en el Gobierno del Estado alguien debe poner freno al descuido en el que están incurriendo quienes organizaron dicha beneficio social. Los más visibles, la Secretaría de Desarrollo Social y la Dirección de Tránsito del Estado.
Los alcaldes de Veracruz, Fernando Yunes Márquez; de Medellín de Bravo, Hipólito Deschamps Espino Barros; y de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli,  que fueron quienes encabezaron dicho intercambio de ideas y propuestas con la dependencia de Salud, aprovecharon para marcar que hay una especie de contradicción en las recomendaciones de la Secretaría de Salud.
Pues por un lado se han girado indicaciones en la zona metropolitana recomendando a la población a mantenerse en casa y evitar la apertura de comercios que no son de primera necesidad para evitar la aglomeración en la vía pública, pero por otro lado se realiza este tipo de eventos sin ningún orden ni cuidado para evitar la propagación.
Según los ediles están dirigiendo las baterías principalmente en los sectores productivos locales para evitar los graves daños económicos que dejará al término la pandemia que afecta a todo el mundo.
Pero lo que en el Gobierno estatal debe preocupar es que si bien la suma de esfuerzos no debe llevar colores ni ideologías en este momento sino acción, darle argumentos a los munícipes en la conurbación, para cuestionar la falta de empatía de las autoridades estatales y federales.
Y es que criticaron, por ejemplo, que tanto el Gobierno del Estado como el Federal sigan realizando actos masivos como los efectuados por la Secretaría del Bienestar tanto en Medellín, como en Boca del Río, Veracruz y Alvarado para la entrega de apoyos económicos a los adultos mayores, población altamente susceptible al contagio de la pandemia del coronavirus. Con ello, culpando que son los responsables de que no se aplane la curva de contagio.
Pero lejos de la apreciación o críticas de las autoridades municipales, lo que es imperativo por parte de la dependencia estatal responsable, ya sea Sedesol y en lo que le toca a Tránsito del Estado, es dar cuenta por la falta de medidas de higiene como la ocurrida este lunes y martes en el auditorio ‘Benito Juárez’.

Deja un comentario