EN LA MIRA

EN LA MIRA

- in En la Lengua De..., Lo mas cabron
93
0
silverioquevedow-1-606x330-606x3301-606x330
Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX
BUSCA  EMPRESA CORRUPTA

CONTINUIDAD EN SALUD

La empresa Ex Farma, concesionaria que prestaba el servicio de la distribución de medicamentos a la Secretaría de Salud de Veracruz, y que fuera denunciada por el incumplimiento del contrato, dejando decenas y cientos de centros de salud y farmacias sin las medicinas que se debieron suministrar en su momento, lo que implica incluso alguna modalidad de fraude al gobierno estatal, amenaza con volver.

En la publicación del 23 de mayo hecha por IMAGEN DE VERACRUZ se mostraron evidencias y documentos del “negociazo” que la firma, de acuerdo a las versiones, pudo realizar con la complacencia de funcionarios del ramo en la administración actual, pero lo más grave es que la compañía proveniente de la Ciudad de México pretende incrustarse nuevamente y busca por todos los medios aferrarse a seguir siendo beneficiada por el gobierno.

Ha trascendido entre fuentes confiables que ha cambiado incluso su razón social para sorprender así al nuevo gobierno que se instala a partir del 1 de diciembre, antecedente entre la Institución de salud y la empresa Ex Farma que debe analizar muy a fondo el gobernador electo, Cuitláhuac García y someter al escrutinio frente a su discurso de cero corrupción.

Y es que la empresa, bajo la Dirección General de Salomón Rojas Martínez y en Operaciones de José Edmundo Rodríguez Rico, ha buscado por todos los medios nuevos aliados para continuar con sus métodos, catalogados por los impotentes supervisores y responsables del área que vivieron lo ocurrido con la empresa, como antiéticos y corruptos.

A la cabeza de este grupo, que al parecer ha encontrado esos aliados, estaría un personaje, hábil negociador, Bernardo López Gutiérrez quien es el puente para lograr el nuevo proyecto que pretende mejores beneficios.

Según las versiones la incursión de dicha empresa con reputación y antecedentes oscuros, Rodríguez Rico anunciaría a su equipo de colaboradores, tanto en Xalapa como en Huamantla, Tlaxcala que por indicaciones de sus jefes, Rojas y López Gutiérrez, ya habían negociado la continuidad de su proyecto con el futuro gobierno emanado de Morena.

De tal forma que la estructura de la organización estaría designando para dirigir los almacenes y distribución de medicamento desde Xalapa a Deny Iván García Moreno, de acuerdo con Rafael Yáñez, otra pieza en la cadena, ex jefe del área de distribución.

Y es que éste se siente fortalecido porque a través de su suegro o el papá de éste, estarían logrando la incursión, al entablar diálogos con el profesor Atanasio García Durán, como se sabe, padre del gobernador electo.

Aunque de esto último solo son versiones, la fuente revela que seguro que ni Cuitláhuac García ni el secretario, Roberto Ramos Alor conocen los sospechosos movimientos que pretende esta empresa Ex Farma, que obtuvo jugosos dividendos en el bienio de Yunes Linares, y sin cumplir el contrato millonario que le fue concedido, afectando a cientos de miles de habitantes a quienes no llegaron los productos farmacéuticos.

El expediente de este grupo que, ha trascendido, no solo intenta mantener el jugoso contrato sino colocarse en puestos claves en la Secretaría de Salud, da cuenta como se encuentran inmiscuidos en la entrega y recepción “fantasma” de 18 millones de piezas propiedad de SESVER, entre medicinas y materiales de curación. Hecho que se desconoce haya sido sancionado por el gobierno actual.

Según información comprobada, quedaron registradas en entrega “virtual” a las farmacias de Hospitales y Centros de Salud administrados por Exfarma: es decir, que en realidad hay también un faltante multimillonario en pesos que podría clasificarse como corrupción de funcionarios en el gobierno yunista.

Y es que el informe especifica que se hicieron remisiones de medicina y materiales de curación “fantasmas”  y que fueron canalizadas para 92 clínicas y hospitales donde las farmacias eran atendidas por personal adscrito a Exfarma quienes fueron obligados a que dieran constancia de la entrada de esa medicina y materiales firmando de recibido.

Esta práctica se realizó durante varios meses en forma fraudulenta, aunque en los casos en que se negaron los empleados previendo las consecuencias, se considera que la empresa optó por falsificar e inventar nombres, firmas y sellos de los destinos finales de la mercancía.

Se afirma además que en el colmo de la irresponsabilidad y corrupción falsificaron nombres y firmas de usuarios finales de medicamentos suplantando la identidad de pacientes a fin de justificar la entrega de 18 millones de piezas, constituyendo un delito.

El caso es que en el Sistema de cómputo auténtico y documentos que pueden ser consultados arroja un faltante considerable. Y en este bienio yunista por concluir, se sabe de la devolución de medicamento caduco por parte de SESVER a dicha firma Exfarma, cuando Yunes  Linares públicamente insistió en que no había faltantes ni anomalías en la entrega de medicinas.

Muy lamentable que esta área en la que grupos políticos, funcionarios y terceros se han hecho millonarios en los últimos gobiernos, al menos desde la secretaría de Salud a cargo de Mauro Loyo, sea una vez más el botín que tanto se disputa por la seductora corrupción, y que Cuitláhuac García sea sorprendido y confíe la salud de los veracruzanos a irresponsables servidores públicos.

Deja un comentario