A 28 años de la tragedia que enlutó a tres colonias

A 28 años de la tragedia que enlutó a tres colonias

Por El Ahijado de La Tía Justa

Córdoba, Ver.- El 13 octubre de 1993, fecha fatídica para vecinos de la colonia Esperanza, Aguillón Guzmán, así como del barrio Las Estaciones,  luego de que un piromaniaco prendiera fuego a una casa ubicada en calle 21 entre avenidas 11 y 13 marcada con el número 13.
Los hechos ocurrieron al medio día, el homicida de nombre Tolentino Nicolás y de oficio taxista había sido sacado de los separos de la inspección de la Policía Municipal luego de que familares retiraran una denuncia por violencia, minutos más tarde se le vio rondando el domicilio de la familia Flores López, quienes lo habían llevado preso luego de causar destrozos y golpear a la que era su conyugue con la cual tenía un hijo.


En las primeras horas del 13 de octubre de 1993 el taxista compró una garrafa de gasolina, posteriormente se dirigió a la misma vivienda y roció de combustible la casa, no sin antes con un tensor de un poste amarró la puerta para evitar que alguien pudiera escapar del lugar.


A la 01:30 del 13 de octubre fueron alertados los grupos de auxilio indicando que en la colonia Esperanza un domicilio estaba en llamas y en el interior se encontraba una familia de siete integrantes, por lo que se activaron los grupos de auxilio, Bomberos y paramédicos de Cruz Roja, quienes arribaron al lugar para prestar el auxilio.

De inmediato, los vecinos que también apoyaron con cubetas de agua para sofocar el incendio el cual tomó fuerza, pues la humilde vivienda era de madera y láminas.

Luego de que los grupos arribaron al lugar trataron de sofocar el incendio y sacaron por la parte del techo a los integrantes de la familia, falleciendo en el lugar dos personas una de nombre Julia de 40 años de edad y el pequeño Víctor de apenas tres meses de nacido.

Y es ahí donde empezó la tragedia de la familia Flores López, los demás integrantes fueron sacados por vecinos y grupos de auxilio, quienes fueron llevados a la sala de urgencias de la Cruz Roja.
Cuando la familia se encontraba velando a Julia y a Víctor, les llegó la noticia que una persona más había fallecido y era una menor de nombre Monserrat de 3 años de edad.

Gracias al apoyo de los vecinos quienes mostraron su solidaridad ayudaron a la familia de escasos recursos para poder sepultar a los tres integrantes, ya que el 14 de octubre cuando estaban los rezos, falleció un integrante más de nombre Adriana DE 28 años de edad, por lo que la lista empezó aumentar.

En esas fechas Córdoba se unió al luto de la familia, ya que empezaron a llegar los apoyos para poder dar una cristiana sepultura, el 15 del mismo mes falleció un integrante más, se trataba de cinco fallecidos , ahora era Isabel de 22 años de edad.

Gracias a la cooperación de vecinos se recaudaron fondos para los gastos, a esta ayuda se sumó el apoyo de la familia Monluí.
En ese entonces el Ayuntamiento de Córdoba ayudó con la donación de los féretros.

Sin embargo, la desgracia no terminó ahí, ya que el 16 de octubre fallecieron dos integrantes más, Flora Luz de 32 años y su menor hijo Jesús Armando de tan solo 7 años de edad.
Flora Luz, Monserrat con sueños de ser bailarina, Armando con ganas de ser Bombero para ayudar a la gente y el menor Víctor que ni tiempo le dieron de decir sus sueños, era la madre y sus tres menores. Julia, Adriana comerciante e Isabel con una carrera profesional madre e hijas, en ese lugar solo una persona sobrevivió, un joven de nombre Joél quien tuvo quemaduras de segundo grado.
Han pasado ya 28 años de la tragedia que enlutó a las colonias: Esperanza, Aguillón Guzmán y el barrio de Las Estaciones, nunca más se supo nada del presunto homicida de nombre Tolentino Nicolás, ya que al haber logrado su cometido se dio a la fuga sin dejar rastros, así fue la pesadilla que acabó con todos los integrantes de la familia Flores López en esta ciudad.

 

Deja un comentario